Mónica Prieto | Baldovi.Net

Mónica Prieto

Crítica de ‘Atómica’. La rubia de Charlize Theron enseña su lado más oscuro y sensual.

Los años 80 están de moda y todos lo sabemos de sobra, obviamente, David Leitch también lo sabe y por ello seguramente decidió dirigir este potente largometraje. Se juega mucho con las luces de neón y la oscuridad, para dotar al filme de una estética completamente ochentera. Tampoco se quedan para nada cortos con la selección musical, ya que divierte desde el minuto cero: imaginaros escenas violentas y sangrientas acompañadas de canciones disco que fueron, son y seguirán siendo míticas, es simplemente genial (fans de Depeche Mode, ¡al loro!).

Retrocedemos hasta el año 1989 con el muro de Berlín aún erguido separando la ciudad. Como bien vaticina el título (“Atómica”), se producirá destrucción y muerte por doquier, quizás no en forma de una bomba atómica per se, pero sí a manos de una arma humana llamada Lorraine Broughton (Charlize Theron), una espía contratada por los americanos para investigar el asesinato de un agente del MI6 que tenía un listado de todos los agentes encubiertos que trabajan en Berlín Este. James McAvoy acompaña a Theron como el espitoso agente David Percival creando toda una intrigante historia de corrupción y sospecha a su alrededor. También contamos con la aparición de John Goodman, Toby Jones, Sofia Boutella (“La momia”) y el joven Bill Skarsgård (“Hemlock Grove”).

Vale, hasta aquí todo parece ir bien, pero lo cierto es que la trama se va retorciendo y volviendo más enrevesada a medida que avanza. Seguramente, debemos agradecer su complejidad al guionista Kurt Johnstad, y a Antony Johnston y Sam Haart, escritores de la novela gráfica del 2012 “The coldest city” en la cual está basada. Lo cierto es que hay que prestar atención a los detalles e intentar no perderse en la historia, ya que en alguna ocasión puede resultar un tanto liosa.

Cómo no, Charlize Theron está despampanante y muestra su fiereza y sensualidad en todos los sentidos. Sin ella, este filme no sería igual, le da vida y carisma a su personaje entregándose de lleno y zambulléndose en una época llena de violencia, alcohol y sexo. Curiosidad: El título original es “Atomic Blondie”, posiblemente haciendo referencia a la canción “Atomic” de Blondie, que trata del deseo sexual y fue censurada por la BBC en los 90.

Lo mejor: Ver a Charlize Theron repartiendo leña en un maravilloso plano secuencia.

Lo peor: La complejidad de la conducción de la historia y la previsibilidad del guion.

Baldómetro: No está mal 3/5

Crítica de ‘Dunkerque’. La angustiosa y real batalla contrarreloj por la supervivencia.

Christopher Nolan vuelve a conmocionarnos con este magnífico largometraje bélico, obviamente, dirigido y escrito por él mismo. Con este filme logra transmitir una impresión muy humana y veraz del milagro de Dunkerque, una operación que se llevó a cabo durante la Segunda Guerra Mundial en la costa francesa para que el gobierno británico pudiera rescatar a soldados británicos, franceses y belgas.

La trama se centra en tres personajes completamente dispares y de diferente rango, interpretados por Fionn Whitehead (soldado), Tom Hardy (piloto de caza) y Mark Rylance (civil). El desarrollo y la evolución de estos tres protagonistas son los pilares del guion, cuya fuerza no se basa en diálogos vacíos, sino en la expresividad de las miradas y en el uso de las palabras adecuadas.

Como ya sabemos, Nolan tiene predilección por jugar con las líneas temporales, por lo que ‘Dunkerque’ no podía ser menos. Se nos presentan tres: cada una corresponde a las vivencias de los tres protagonistas durante una semana, un día y una hora respectivamente. Así pues, vemos la peligrosa carrera contrarreloj de un soldado británico en tierra a lo largo de una semana, la valiente hazaña de un civil en un barco a lo largo de un día, y la incesante batalla de un piloto de cazas en el aire a lo largo de una hora. Estas tres líneas paralelas quedan cohesionadas y concatenadas, prácticamente te llevan de la mano.

La composición musical, a manos de Hans Zimmer, también proporciona fluidez y ritmo a la historia. Desde el minuto cero, partimos con una base orquestal que nos pone en tensión y, además, de fondo vamos escuchando el sonido de un metrónomo que parece que marque la cuenta atrás del rescate.

Por último, el despliegue de efectos especiales y la recreación de escenas bélicas que ha precisado esta gran obra maestra está completamente justificado. Necesitaron a 6.000 extras y además usaron buques de guerra, botes e, incluso, un caza Spitfire. Todo ello, junto a una ambientación gris y sobria, le aporta un realismo inigualable y te traslada al corazón de la batalla para que sientas la angustia de la lucha por la supervivencia. En este filme, el dicho “una imagen vale más que mil palabras” cobra vida.

Lo mejor: El resurgimiento de Nolan en la gran pantalla con una superproducción de este calibre.

Lo peor: El sentimiento patriótico bélico y el ritmo pausado de los cambios de líneas temporales.

Baldómetro: Muy buena 5/5

ESTRENOS Agosto, 2017

Sort Options

4aug0:05Viernes 4 de Agosto

11aug0:05Viernes 11 de Agosto

18aug0:05Viernes 18 de Agosto

25aug0:05Viernes 25 de Agosto

SITGES 2017

Archivos