Aïda Farré | Baldovi.Net

Aïda Farré

Crítica de ’70 Binladens’. Thriller cargado de ritmo y muy entretenido con estilo muy setentero.

Por circunstancias de la vida, Raquel (Emma Suárez), necesita, para la mañana siguiente, 35.000 € o lo que es lo mismo, los 70 binladens del título, esos billetes lilas de los que todo el mundo habla pero pocos han visto. Ha recorrido varios bancos y en el último de su lista por fin le conceden un préstamo. Justo antes de acabar con los trámites entran dos atracadores (Nathalie Poza y Hugo Silva). La faena será de Raquel para salir de allí como sea y con el dinero antes de la mañana.

Utilizando apenas dos escenarios, el interior del banco y la plaza exterior donde se apostará la policía esperando negociar con los atracadores, un esbozo de personajes, un guión que no se anda por las ramas y buenos diálogos, Koldo Serra nos regala un thriller cargado de ritmo y muy entretenido con estilo muy setentero.

Colaboran a ello sus protagonistas, sobretodo las dos actrices principales espléndidas en sus negociaciones, una tirando de fuerza bruta e impulsividad y la otra calculadora y cerebral. Fuera, los policías interpretados por Bárbara Goenaga y Dani Pérez Prada, muy graciosos, forman una pareja que se complementa muy bien.

Se aprovecha para que temas como la manipulación de los medios de comunicación o los abusos de las entidades financieras asomen un poquito la nariz. Y eso sí, puedes ser policía, atracador o juez que el mundo se para si hay fútbol.

Lo mejor: Una entretenida película de atracos, ni más ni menos.

Lo peor: Casi no hace falta el epílogo.

Nota: 3,5/5

Crítica de ‘Mula’. Drama familiar y personal envuelto en thriller policíaco del incombustible Clint Eastwood.

Basado en hechos reales, ‘Mula’ nos cuenta la historia de Earl (el incombustible Clint Eastwood), un floricultor nonagenario con recientes problemas económicos que empieza a trabajar, casi sin saberlo, como mula para un cartel mexicano dirigido por Latón (Andy García, papel que le sienta como un guante).

Earl, es entre entrañable y odioso. Es un abuelo muy muy mayor con un caminar a pasitos y que tiene la sabiduría de haberse equivocado millones de veces. También es un poquito machista, un poquito racista y muy gañán en general, pero en continuo aprendizaje ya sea en su encuentro con unas moteras o cuando ayuda a una familia a cambiar una rueda.

Dedica más amor y cariño a sus flores y a su diversión, como el que el director le tiene a su cine, que a su familia. Su exmujer, una Dianne Wiest dulce como siempre, su hija (Alison Eastwood) y su nieta (Taissa Farmiga) sufrirán sus desplantes. Por otro lado, Bradley Cooper, como agente de la DEA deberá darle caza. Los dos tendrán alguna conversación interesante al verse Earl reflejado en él. Por lo que tenemos un drama familiar y personal envuelto en thriller policíaco.

Aunque no sería la mejor película del director, ha desmostado que es un buen contador de historias, y ésta tiene un formato pausado, sencillo e impecable. Rodeado de buenos actores, Clint Eastwood es el protagonista absoluto. Su Earl es un personaje que se ha quedado solo, admirado y querido por extraños pero distanciado de los más cercanos a causa de las decisiones tomadas en el pasado. Busca la redención y el perdón de las mujeres de su vida, una de las causas por las que empieza su carrera como mula.

Todo y la edad de Clint Eastwood no es ningún testamento, se le ve en forma y de buen humor y creo que con pocas ganas de jubilarse del todo, eso esperamos; ya que aunque no todo lo que haga sean obras maestras siempre estaremos expectantes a sus nuevos proyectos que, como mínimo, suponemos, serán notables.

Lo mejor: Una historia bien contada al estilo clásico.

Lo peor: Hay tantos personajes que algunos se quedan en caricatura.

Nota: 3,5/5

Crítica de ‘Van Gogh de los campos de trigo bajo los cielos nublados’. Despertando el interés de los cinéfilos.

Narrado con dulzura por la actriz y directora Valeria Bruni Tedeschi con una voz hipnotizante, el documental nos lleva a recorrer durante su primera mitad el museo Helene Kröller-Müller, situado maravillosamente en mitad de un parque natural en Otterlo, Holanda. Lo hace a través de la visión de la coleccionista Helene Kröller-Müller (1869-1939), que no llegó a conocer a Van Gogh (1853-1890) pero apasionada por su obra llegó a adquirir casi 300 obras del pintor. Sabemos de su admiración, pasión y dudas existenciales a través de unas cartas enviadas a un amigo de su hija recopiladas por una historiadora del arte de las que hizo su tesis.

Después nos alejamos del museo y recorremos los lugares en los que vivió Van Gogh durante los diez años que dedicó a la pintura hasta su muerte, París, Arles, la Provenza, Auvers-sur-Oise, también ilustrado por las cartas intercambiadas con su hermano Theo, por unos intensos paisajes y por los cuadros del pintor que inundan de color la gran pantalla con sus características pinceladas vistas tan de cerca y al detalle como nunca las veremos.

Personalmente, desde la visión de alguien apasionado por el cine pero que de arte pictórico sabe más bien poco aunque siempre con curiosidad por aprender sobre cualquier asignatura debo decir que el documental me ha despertado gran interés y descubre historias y anécdotas a ojos neófitos de la obra y vida de Vincent Van Gogh y de su gran admiradora Helene Kröller-Müller.

Nota: 9

Lo mejor: Poder disfrutar de una pintura tan de cerca y detalladamente como no lo harías en el museo.

Lo peor: Que entran ganas de ir a a Holanda y visitar un museo en medio de la naturaleza, y falta mucho para las vacaciones.

ESTRENOS Marzo, 2019

Sort Options

1mar0:05Viernes 1 de Marzo

8mar0:05Viernes 8 de Marzo

15mar0:05Viernes 15 de Marzo

22mar0:05Viernes 22 de Marzo

29mar0:05Viernes 29 de Marzo

SITGES 2018

Archivos