Noticias | Baldovi.Net

Noticias

[SITGES 2016] Día EXTRA: Palmarés del festival, la bonita ‘The Neon Demon’ y conclusiones.

Sí, día extra. Escribo estas líneas desde Tossa de Mar (municipio de Gerona por si me lee alguien fuera de Cataluña) así que la lectura del palmarés del festival la he tenido que hacer a distancia. Además os dejo la crítica de ‘The Neon Demon’, lo nuevo de Winding Refn que ya me vi en casa hace semanas. Como sabía que me la iba a perder no me importó catarla en casa. Y de hecho, mejor…

El precioso castillo de Tossa de Mar.

El precioso castillo de Tossa de Mar.

 ‘THE NEON DEMON’, el vouyerismo estético de Winding Refn

¿De qué va? Jesse, una joven aspirante a modelo, se muda a Los Ángeles en busca de una oportunidad. Su belleza natural cautivará primero a un joven fotógrafo, luego a una agente y finalmente a un prestigioso diseñador de moda. Pero su camino al éxito se verá punteado por la envidia de sus compañeras más veteranas.

¿Quién la hace y quién sale? Dirige el visionario Nicolas Winding Refn, responsable de algo tan cojonudo como ‘Drive’ (2011) y algo tan vacío como ‘Sólo Dios perdona’ (2013), y la absoluta protagonista es esa belleza llamada Elle Fanning. Con ella están Jena Malone, Bella Heathcote, Abbey Lee y Karl Glusman.

Mini crítica: La espantada de los críticos o los sonoros insultos que se llegaron a oir en el Festival de Cannes ya nos indicaban que el nuevo trabajo de Winding Refn era provocador. Y no sabéis cuanto. Una vez más la odias o la amas con todas tus fuerzas.

Visualmente es ES-PEC-TA-CU-LAR. La fotografía (obra de Natasha Braier) nos deja el culo torcido con el uso de los colores fluorescentes, las luces de neón/estroboscópicas, el contraste de claros y oscuros y la atmósfera onírica del filme. Pero claro, todo cae en manos de un director más preocupado en fardar de imagen que de contenido.

La plana y extravagente historia es una excusa al servicio de planos sensoriales (algunos con más o menos sentido), cámara lenta desesperante y momentos erótico-festivos que colocan (y descolocan) al espectador en modo voyeour. Y así todo el rato. Te cansa, pero como se ve y oye (grande Cliff Martínez) TAN bien, pues aguantas hasta ese… bostezante final.

Y no hay que olvidar a Fanning, que demuestra sus (de sobras) conocidas capacidades a base de miradas, movimiento corporal y esa inocencia que le caracteriza en un marco de rivalidad femenina. Sí, la crítica a la superficialidad de la belleza física en el mundo de la moda está ahí, de pasada, pero Refn prefiere ‘sacarse la chorra’ y ser un radical.

Baldómetro:  Mala 2/5

 ‘Rueda de prensa del palmarés de la 49ª edición

Gracias al streaming en directo del canal de YouTube (que tenéis al final de todo) pude verme la rueda de prensa del palmarés en la que, entre aplausos y vítores, se anunciaba que la ganadora a Mejor Película era la extravagante ‘Swiss Army Man’, la fábula existencial llena de pedos, lecciones de la vida y amor dirigida por Dan Kwan y Daniel Scheinert, más conocidos como Daniels.

Y no sólo eso: Daniel Radcliffe, gracias a su interpretación de muerto descompuesto con problemas de gases y ganas de saber lo que es el amor, se alzó con el galardón al Mejor Actor. El de Mejor Actriz fue para Sennia Nanua, la niña protagonista de la distopía zombi ‘Melanie. The Girl With All The Gifts’ que al final no pude ver en el festival.

Los otros dos grandes triunfadores del festival fueron ‘Grave (Raw)’, el no tan perturbador y sensible relato sobre canibalismo de una adolescente vegetariana dirigido por Julie Docournau que se llevó el Premio a la Mejor Ópera Prima, Carnet Jove y Méliès de Plata; y ‘Train to Busan’, el blockbuster zombi de Yeong Sang-Ho que ganó Mejor Dirección y FX). Sin olvidar también el Gran Premio del Jurado que recayó en ‘The Autopsy of Jane Doe’, cinta de terror psicológico de André Øvredal que nos puso los pelos de punta. Me encanta ese premio.


CONCLUSIONES

No he parado de repetirlo en las crónicas: este año he ido muy poco al festival. Eso sí, a pesar de perderme películas que tenía en la lista, como ‘Colossal’, ‘The Girl With All The Gitfs’ o ‘Hell or High Water’, u otras tan importantes como inauguración (‘Inside’) o clausura (‘The Limehouse Golem’), he de decir que esta edición ha sido LA MEJOR entre los seis años que llevo cubriendo el festival como prensa.

Será la experiencia, será el volver a ver a esos amigos que sólo ves muy de vez en cuando o unos pocos días al año, pero la naturalidad con la que se pasea (cuando no hay que correr, claro) por el festival es alucinante. Además este año el nivel ha sido MUY ALTO y casi todas de las 16 películas que he visto han sido un entretenimiento sin parangón. Entre ellas aquí tenéis mis favoritas: ‘Grave (Raw), ‘Swiss Army Man’ y ‘The Autopsy of Jane Doe’.

[SITGES 2016] Día 6: Radcliffe muerto, POV loco, canibalismo francés y falseando la Luna.

Séptimo día de festival, sexto en la cuenta de Don Baldoví que te vi. Mi último día de festival. Sí, este año ha sido corto. Demasiado corto. Pero uno tiene que hacer lo que puede y el último finde de festival me voy de escapada relax con la familia. Eso sí, me he ido a lo GRANDE. Improvisé rueda de prensa de Christopher Walken (un maldito crack) y caté ‘Swiss Army Man’‘Grave’ y ‘Operation Avalanche’

Y está claro que la experiencia del día fue el ULTRA GENIAL QUE-TE-CAGAS visionado de ‘Hardcore Henry’ en el Auditori. No hay nada más que decir.

Rueda de prensa de Christopher Walken

Walken con su Gran Premio Honorífico en la mesa.

Walken con su Gran Premio Honorífico en la mesa.

Casi me la pierdo, pero la única rueda de prensa que me interesaba (de Bruce Campbell y Rob Zombie pasé) y que podía asistir por horarios no me la quería perder por nada del mundo. Ni yo ni los otro muchos que llenaron la sala de ruedas de prensa del festival. Está claro que Christopher Walken no se ve todos los días, él mismo ha dicho que no acude a muchos festivales, así que nadie se lo quería perder.

Alto, muy pálido y totalmente vestido de negro, el jugador de ruleta rusa de ‘El cazador’ (1978) ha reconocido que a lo largo de su carrera ha hecho “escenas cortas pero muy importantes”, algo que le satisface porque “causar impresión es lo que desea cualquier actor”. Aunque si le recuerdan por algo, es por dar un reloj de oro a un niño en ‘Pulp Fiction’ (1994) o interrogando a Denis Hopper en ‘True Romance’ (1993), dos películas en las que Walken ha dejado su huella, a pesar de no ser el protagonista.

Su amistad con el director Abel Ferrara, sus métodos de trabajo y experiencia, y demás detalles de su vida personal han copado la rueda de prensa que ya podéis enterita (unos 40 minutos) ver en el canal de YouTube del festival. Por cierto, no me busquéis entre los asistentes que, aunque estaba sentado, el ángulo de la cámara no es el bueno. Me libro por un par de filas…

 ‘SWISS ARMY MAN’, una aventura de pedos y amistad

¿De qué va?  Hank es un náufrago atrapado en una isla desierta que, justo cuando ha perdido cualquier esperanza de volver a casa, encuentra en la orilla de la playa el cadáver deun joven con el que entabla una fuerte relación de amistad. Juntos inician una aventura con la que Hank espera reencontrarse con la mujer de sus sueños.

¿Quién la hace y quién sale? Dan Kwan y Daniel Scheinert (más conocidos como Daniels) escriben y dirigen su primera película tras haber labrado una buena reputación en el mundo de la publicidad y del videoclip. Paul Dano, un erecto y flatulante Daniel Radcliffe y Mary Elizabeth Winstead están en pantalla.

Mini crítica: ¿Escatológica? Sí, ¿Absurda? También. ¿Tierna? Sorprendentemente. Fue un fenómeno en Sundance (ganó el premio a la Mejor Dirección) donde la gente huía de su proyección por vergüenza ajena, pero hay que reconocer una cosa: ojalá todas las películas de caca-culo-pedo-pis te consigan transmitir lo mismo que esta.

Original, imaginativa, graciosa y hasta emotiva. Un cóctel de emociones gracias a sus directores, que pese a caer en el obvio y recurrente chiste de pedos, nos demuestran que con talento puedes narrar lo imposible y no morir en el intento. Su fórmula es sencilla: diálogos empáticos sobre el sentido de la vida y una tremenda química entre Radcliffe y Dano.

Asistimos a sus entretenidas y divertidas desventuras a lo ‘Naufrago’ (2000), y nos sorprenderemos por lo bien que encaja el humor absurdo con temas tan serios como la soledad o los problemas sociales. Lástima de su final cogido con pinzas, pero ya le gustaría a más de un drama tener el componente emotivo y vitalista de esta, en principio, chorrada.

Y ahora si me lo permitís me voy a cantar el tema principal de ‘Jurassic Park’.

Baldómetro: Buena 4/5

 ‘HARDCORE HENRY’, el locurón ruso en primera persona

¿De qué va? Henry acaba de resucitar, convertido en un letal cíborg. Pero no hay tiempo de acostumbrarse a su nueva condición, ya que debe salvar a su esposa de un villano que pretende dominar el mundo. Y todo ello desde sus ojos: en primera persona.

¿Quién la hace y quién sale? Su guionista y director es Ilya Naishuller, músico y cineasta que adquirió notoriedad realizando los videoclips de su grupo, Biting Elbows, que explotaban las posibilidades de la cámara subjetiva, que también marca esta ópera prima. En el reparto vemos a Sharlto CopleyTim RothDanila Kozlovsky y Haley Bennett entre muchos rusos malos.

Mini crítica: Esta era MI película del festival. Tenía entrada comprada (por si acaso) y unas ganas locas de verla. Y no me ha defraudado. Eso sí, reconozco que después de su visionado he estado un rato con dolor de cabeza. Las cosas como son.

Si habéis visto su tráiler ya sabéis a que nos enfrentamos: un auténtica locura GoProniana con aires de videojuego que no te da casi respiro entre persecuciones frenéticas y violencia con todo tipo de armas. Su visionado agota, y cuesta acostumbrarse a lo de la vista subjetiva, pero una vez que tu cerebro lo ha aceptado no puedes sino disfrutar de ella.

La historia es flojísima, y salvo los momentazos de Sharlto Copley que te sacan alguna que otra carcajada, es una mera excusa para preparanos para una experiencia audiovisual de este calibre. La acción y la violencia es contundente, son escenas largas y además van de menos evolucionando en un último tercio tan bestia y burro que será difícil reprimirse para no aplaudir.

Baldómetro: Buena 3/5

 ‘GRAVE (RAW)’, el instinto caníbal y sexual

¿De qué va?  Justine es una adolescente que, siguiendo la tradición familiar es vegetariana y estudiante de veterinaria. Pero durante su primer día en la Facultad es obligada a comer carne. A partir de ahí poco a poco irá descubriendo así su verdadera naturaleza que le lleva a entregarse a unos instintos caníbales.

¿Quién la hace y quién sale? La francesa Julia Ducournau escribe y dirige esta macabra y morbosa cinta ganadora del Premio de la Critica FIPRESCI en Cannes que provocado que provocó desmayos y ataques de ansiedad en un pase del Festival de Toronto. Garance Marillier es la protagonista junto a Ella Rumpf o Rabah Nait Oufella.

Mini crítica: Tenía ganada su publicidad a raíz de los desmayos y ambulancias en sus visionados en el Festival de  Toronto, pero he de decir que no es para tanto. Es cierto que hay un par de escenas que te ponen los pelos de punta, y muchos no estarán cómodos, pero ni de lejos es para el escándalo que se ha formado.

De hecho, más allá de su impacto morboso, lo que más destaca de la película son su cuidada y artística dirección, y el tacto psicológico a la hora de narrar el despertar sexual y caníbal de la adolescente. Pocas veces hemos visto una evolución de un personaje (enorme lo que hace Marillier) tan real, visceral y directa como a la que asistimos aquí.

Puede que el primer tramo de la película sea un poco lento y cueste de masticar, pero tras la primera escena impactante, durante la cual no podréis dejar de pensar en todas las veces que os habéis comido carne poco hecha, vuestro apetito irá en aumento. Lástima que el final sabe a poco, como un carpaccio de un restaurante de alta cocina.

Baldómetro: Muy buena 5/5

La director Julie con la traductora niña del exorcista.

La directora Julie Ducournau con la traductora niña del exorcista.

 ‘OPERATION AVALANCHE, una mentira que pasa factura

¿De qué va? 1967, unos agentes del departamento audivisual de la CIA que buscann un espía ruso en la misma NASA, descubren por casualidad que la agencia espacial está muy lejos de poder realizar el tan prometido aterrizaje en la Luna para finales de la década. Así que la pareja idea un plan descabellado: fingir el aterrizaje con todo lo que conlleva.

¿Quién la hace y quién sale? Matt Johnson, director de la inédita ‘The Dirties’ (2013), está detrás de esta cinta protagonizada por el propio Johnson y Owen Williams.

Mini crítica: ¿Os acordáis del falso documental francés ‘Operación Luna’ en el que se documentaba que Stanley Kubrick había ayudado a falsear el aterriza en la Luna? Pues esa joya audiovisual ya es más entretenida que este falso documental del montón.

El tema es interesante, creo que por eso la hemos visto quienes la hemos visto, pero el recurso mockumentary se agota en seguida y los personajes, lejos de aportar algo son cansinos y molestos. Que las imágenes que veamos sean como si se hubieran grabado en los años 70 ayuda a meterse, pero la historia aburre y sólo en un par de giros te ‘despiertas’.

Baldómetro: Regular 2,5/5

[SITGES 2016] Día 5: Un crimen desordenado, muchos payasos asesinos y un niño especial.

Sexto día del festival, quinto día Baldomeriano. Sí, las cuentas no encajan… Eso es porque el martes me lo tomé libre. ¿Por qué? Muy fácil: porque las películas que tenía marcadas han demostrado ser basura. Así que en lugar de ‘perder el tiempo’ en constatar lo que se lee por twitter, pasé el día en familia. Eso sí, ayer vuelta al festival.

Me costó, ya que como bien recordaréis el ayer cayó en gran parte de Cataluña de Dios. Y Sitges no era una excepción. Riós improvisados en las calles, viento que te congelaba y una sensación de “qué coño hago aquí” generalizada. Y más si las dos primeras películas son malas. Ayer tocaron ‘Detour’ en la sala Tramuntana (primera vez que voy desde que se estrenó el año pasado), Rob Zombie y su ’31’ y sesión de madrugada con ‘Midnight Special’.

Sitges Awards: 3) Cenar el Menú Star Treck (anteriormente conocido como Menú Zombie) en el bar del exterior del Auditori.

 ‘DETOUR’, un crimen tramposo

¿De qué va? Harper es un chico que está convencido de que su padrastro causó el accidente que dejó a su madre en coma. Una noche de borrachera, le cuenta sus penas a Johnny, un golfo que le ofrece una solución a sus problemas: liquidar al tipo a cambio de 20 mil dólares.

¿Quién la hace y quién sale? Escribe y dirige Christopher Smith, responsable de ‘Creep’ (filme de clausura en Sitges 2004) y de la estrenada en nuestro país ‘Desmembrados’ (2006). Tye SheridanEmory CohenBel Powley y Stephen Moyer la protagonizan.

Mini crítica: Lo que se nos vendía como una cinta a lo ‘Dos vidas en un instante’ (1998) ha resultado ser una película tramposa que lo único que hace es narrar de forma desordenada una historia. Hasta la mitad puede colar, y te engancha, pero que una vez que descubres el pastel ya no tiene ni pizca gracia.

Y sin el recurso de contar realmente dos versiones distintas de una historia, nos encontramos con un guión, unos personajes y unas ‘casualidades’ de manual que no hacen sino hacernos pensar que estamos delante de un thriller de esos que se pueden ver una tarde de sábado en Antena 3. Prescindible y olvidable.

Baldómetro: Mala 2/5

Christopher Smith presentando su (según él) mejor película.

 ’31’, el juego macabro de Rob Zombie

¿De qué va? Cinco feriantes son secuestrados la noche antes de Halloween. A merced de sus captores, se ven forzados a participar en un macabro juego llamado 31. En las próximas doce horas, deberán luchar por sus vidas ante un interminable desfile de maníacos homicidas, amantes del caos, del dolor y del maquillaje.

¿Quién la hace y quién sale? El terror tiene un nombre, y este es el de Rob Zombie que vuelve a Sitges para un festival de gore y payasos asesinos. Sheri Moon Zombie (con su culo), Jeff Daniel PhillipsLawrence Hilton-JacobsMeg FosterKevin JacksonRichard Brake y Malcolm McDowell formarán parte de ese juego.

Mini crítica: Ver al controvertido Rob Zombie dirigiendo una película de payasos asesinos era en prinicpio una apuesta ganadora. Pero por desgracia no es así. Sencillamente nos encontramos con una versión macabra de ‘Los juegos del hambre’ (2012) que ni sorprende ni entusiasma.

La dirección y el montaje son lo peor. Muchísimo peor que la adaptación de Gary Ross sobre el libro de Suzanne Collins, ya que viene al caso. Planos cerrados, movimientos de cámara epilépticos, slow-motion a destiempo y un montaje de becario no dejan ver nada y hacen que el visionado sea todo un infierno. La dirige otro y le caen palos a lo ‘Blair Witch’.

En ambientación cumple (¡qué menos!) ya que ese mundo degenerado y bizarro que parece haber salido de la mente de un esquizofrenico empastillado está bien ejecutado y hasta tiene el nivel de gore que se espera. Pero sus personajes lejos de dar mal rollo son ridículos y tienen cero carisma. Sólo se salva el implacable Doom-Head (Blake), que tiene un brutal monólogo inicial.

Baldómetro:  Mala 2/5

Un breve y directo Rob Zombie (junto a Shery) antes de la proyección.

Un breve y directo Rob Zombie (junto a su Shery) antes de la proyección.

 ‘MIDNIGHT SPECIAL’, un misterioso niño que quiere ir a casa

¿De qué va? Roy es un padre que se da a la fuga por carretera con su hijo Alton, un niño con poderes sobrenaturales. Lo que comienza como una carrera para huir de extremistas religiosos y fuerzas del orden locales pronto escala hasta convertirse en una persecución a nivel nacional en la que participan los más altos niveles del gobierno federal.

¿Quién la hace y quién sale? Tras la buena recepción de ‘Take Shelter’ (2011) y ‘Mud’ (2012), el director Jeff Nichols salta a la ciencia-ficción de gran presupuesto. El reparto es de traca: Michael ShannonJoel EdgertonKirsten DunstAdam DriverSam Shepard y el pequeño Jaeden Lieberher.

Mini crítica: Más allá de ponerse a comparar con ‘Encuentros en la tercera fase’ (1977) o ‘E.T. El extraterrestre’ (1982), la cinta de Nichols se disfruta a lo fácil. Desde el principio, gracias a la atmósfera y el magnético misterio que te genera en el cuerpo (ojo a la BSO), y hasta con la dirección de sorprendentes escenas.

El problema es que hay que desconectar el cerebro. Si te pones a pensar demasiado los agujeros de guión te quitarán todo lo bueno que tiene la intensa primera mitad de este atrevido drama familiar. Tramas que desaparecen, personajes con cero empatía, comportamientos sin sentido de éstos… Conclusión: Nichols se ha pasado a la hora de jugar con la ‘ciencia-ficción’.

Baldómetro: No está mal 3/5

[SITGES 2016] Día 4: Autopsias malrolleras, todos contra Sam y francotiradores animados.

Cuarto día de festival, tercer día Baldosky. Primer día de madrugar para pillar entradas de prensa (os recuerdo que duele levantarse a las 7 de la mañana) y quedarme despierto para ir prontito a Sitges. Todo por el centro en El Retiro o Prado. Esta vez improvisé sesión de ‘The Autopsy of Jane Doe’, para recuperar lo del día anterior, y las dos que ya tenía previstas: ‘Sam Was Here’ y la rotoscopiada ‘Tower’.

Sólo estuve por la mañana, pero lo justo para que la lluvia hiciera acto de presencia. Al menos me libré de los retrasos en el Auditori y de… ‘Blair Witch’. Ha quedado claro que es y será la decepción del festival.

 ‘THE AUTOPSY OF JANE DOE’, tensión y mal rollo en la morgue

¿De qué va? El cadáver de una joven no identificada, que ha sido encontrada bajo tierra en el sótano de una casa, es trasladado a la morgue en la que trabaja el forense Tony Tilden y su hijo Austin. El cuerpo no presenta síntomas de violencia exterior, pero lo que encontrarán al abrirlo cambiará sus vidas para siempre.

¿Quién la hace y quién sale? El director noruego André Øvredal, responsable de aquella original found-footage llamado ‘Trollhunter’ que se vio en Sitges 2010 (mi primera edición de prensa, aix…), está detrás de esta perturbadora cinta protagonizada por Emile Hirsch y Brian Cox.

Mini crítica: Aquí asistimos a una oferta 2×1 cojonuda. Por un lado tenemos una didáctica clase de medicina forense, al estilo C.S.I, y por otro sufrimos de lo lindo con una buena dosis de tensión, terror y misterio. No es perfecta, pero de lejos es la mejor hasta ahora.

Pero para disfrutar de ella hay que ir virgen: ni tráilers, ni sinopsis que destripan demasiado. Hay que saber lo menos posible y dejarte llevar durante la primera mitad de la cinta, donde poco a poco vamos descubriendo los secretos del cadáver en una atmósfera malrollera continua.

Cuando las cartas se ponen sobre la mesa, la dirección y el firme pulso narrativo hacen que el guión imposible sea creíble. Algo difícil. Además, las interpretaciones de Hirsch y Cox, que creen en lo que están haciendo, nos ayudan a sumergirnos en ese cóctel de terror psicológico (que te los pone por corbata) y sustos bien jugados, apoyándose más en lo que no se ve que en la típica subida de volumen.

Baldómetro:  Muy buena 5/5

 ‘SAM WAS HERE’, la desquiciante pesadilla radiofónica

¿De qué va? Sam, un comercial en ruta por el desierto de Mojave, queda atrapado en una espiral de muy mal gusto cuando todos los vecinos de la zona, alentados por un programa de radio, asumen que él es el asesino y violador de una niña desaparecida, y le persiguen para acabar con su vida.

¿Quién la hace y quién sale? Ópera prima del director de fotografía Christophe Deroo quien se basa en la historia de su propio corto llamado ‘Polaris’ (2011). Rusty Joiner es el absoluto protagonista junto a la voz de Sigrid La Chapelle.

Mini crítica: De ahí es de donde nunca tendría que haber salido: del corto. Sin verlo, seguro que es mejor que ‘Sam Was Here’, ya que bajo una premisa interesante (por eso la fui a ver), se esconde un pesado y desquiciante episodio de ‘The Twilight Zone’ mal ejecutado.

En este caso cambiamos el blanco y negro de la época por sudor, sequedad y sangre. Lo bueno que tiene es que el sin sentido de la película se nos llega a transmitir a la perfección, como si fuéramos el mismo protagonista cuyo tour de force pasa por desgracia de interesante a banal en cero coma.

A mitad de película desconectas, así que no te importa lo que le pase al protagonista ni quien está detrás de todo . Aunque bueno, ni tras el final queda claro esto. Además para rematar el mensaje de la cinta criticando como los medios de comunicación pueden condicionar los prejuicios de la gente queda tan en segundo plano que ni le das importancia. Sólo quieres que esta pesadilla, tanto para el protagonista como para ti, acabe.

Baldómetro: Mala 2/5

El director Christophe Deroo y la productora Katya Mokolo presentando la película en El Retiro.

El director Christophe Deroo y la productora Katya Mokolo presentando la película en El Retiro.

 ‘TOWER’, viviendo la tragedia desde dentro

¿De qué va? El 1 de Agosto de 1966, un loco disparó una y otra vez a todo el que veia desde la azotea de una torre de la Universidad de Texas. El sitio al campus duró 96 minutos, lo mismo que esta película que combina animación con imágenes de archivo para reconstruir la primera matanza masiva en EE.UU.

¿Quién la hace y quién sale? Detrás de ella encontramos a Keith Maitland, quien ya estuvo jugueteando con la rotoscopia animada con en otro documental nominado al Emmy ‘The Eyes of Me’ (2009). Violett BeaneBlair JacksonChris Doubek o Josephine McAdam prestan su voz para varios personajes.

Mini crítica: Al principio sorprende que un tema tan peliagudo como el del tiroteo en la Universidad de Texas, se tenga que ver en ‘dibujos”, como alguno me ha comentado estos días, pero no puedo más que elogiar esa decisión. Nos encontramos con un documental tan inmersivo que viviremos esa tragedia de una forma única.

A través de varios testimonios conoceremos de primera mano la crónica del horror que se vivió hace más de 50 años en esa Universidad. Como empezó, la gente que andaba por ahí, los que fueron disparados, los que intentaron acabar con el tirador… Diferentes puntos de vista narrados en tiempo real que se van intercalando con imágenes de archivo.

El hecho de que esté todo animado, le da al director una libertad geográfica increíble a la hora de recrear una tragedia así y de rellenar los huecos del material de archivo. Juega perfectamente con los personajes, los encuadres, la paleta de colores (todo el horror está en un blanco y negro que nos devuelve a esa época) y sobretodo con la carga emocional para tocarnos la patata sin miramientos.

Puede que peque de ser reiterativo y manipulador en ciertas partes, pero sin duda es un buen homenaje a esas personas que vieron con un caluroso día de verano se convertía en una pesadilla. Con esta película los conoceremos, nos pondremos en su piel y sufriremos como ellos.

[SITGES 2016] Día 3: El fenómeno Dragon Ball, sueños MUY reales y Samsung Sitges Cocoon.

Tercer día de festival, segundo día Baldoviano. Tras el vermutillo del Domingo, me acerqué al festival para primero ver la presentación de libro y dvd de ‘Songokumanía. El Big Bang del Manga’, donde se explica el fenómeno y sobretodo la nostalgia de Dragon Ball, y luego hacer doblete en el Auditori con ‘The Autopsy of Jane Doe’ y ‘Hell or High Water’. Pero casi todo se fue al traste.

Por otra serie de catastróficas desdichas sólo pude comprar el dvd de ‘Songokumanía’, verme improvisadamente ‘Before I Wake’ y probar un poco el rincón Samsung Sitges Cocoon, sección dedicada a la realidad virtual usando las gafas VR de Samsung. Una vez en casa, ya pude disfrutar del documental de Oriol Estrada con ESTO en la cabeza.

 ‘SONGOKUMANIA’, el fenómeno y la nostalgia de una generación

¿De qué va? Documental que explica los primeros años del fenómeno Dragon Ball. Desde la emisión de la serie por la cadena catalana TV3 hasta la edición del manga por Planeta de Agostini Cómics. Un fenómeno friki irrepetible, que tuvo sus defensores y detractores, y que hizo estallar el boom del manga en España.

¿Quién la hace y quién sale? Detrás del documental encontramos al catalán Oriol Estrada, más conocido en internet como Capitán Urias (ahora sí que os suena, ¿eh?), uno de los blogueros más famosos e influyentes del mundillo de la cultura japonesa en nuestro país.

Mini crítica: Dura poco (sólo 60 minutos) pero este documental juega con nuestros recuerdos y nostalgia recordando aquellas tardes viendo el Club Super 3 y esperando el capítulo diario de esa serie sobre un niño con el pelo raro llamado Son Goku.

Durante una hora somos testigos del boom que eclipsó a toda un generación a través de cromos, disfraces o un mercado negro de fotocopias. Y como no podía ser menos, cuenta con entrevistas de primer nivel:  el jefe de programación de TV3 en los años 90, el director de Planeta de Agostini Cómics de la época, el creador de uno de los fanzines más míticos sobre Dragon Ball…

Está claro que es un documental exclusivamente para los fans de Dragon Ball. Si no flipaste con la primera transformación de Goku en ‘Super Guerrer’ delante de Freezer, o no lloraste con la (primera) muerte de Krillin o el sacrificio de ‘Satanàs Cor Petit’ para salvar a Son Gohan, NO pierdas una hora de tu vida con este documental. Te aburrirás.

Baldómetro: Bueno 4/5


 ‘BEFORE I WAKE’, el amor de madre contra las pesadillas

¿De qué va? Tras la muerte de su hijo, los Hobson intentan rechacer su vida al adoptar al pequeño Cody, un chico encantador y espabilado que hace todo lo posible para no dormir. Pronto, la pareja descubre por qué: Cody tiene la habilidad de hacer que sus sueños se materialicen. El problema es que también lo hacen sus más temidas pesadillas.

¿Quién la hace y quién sale? Detrás de ella encontramos al estadounidense Mike Flanagan, responsable del soplo de aire fresco que supuso ‘Oculus. El espejo del mal’ (2013). El trío protagonista está compuesto por Thomas Jane, Kate Bosworth y el joven Jacob Tremblay, el pequeño que nos eclipsó a principios de año tanto en los Globos de Oro como en los Oscar.

Mini crítica: Flanagan vuelve a apostar por una premisa bien desarrollada que, a pesar de marear la perdiz a ratos y de recordarnos a otras películas, entretiene y sorprende gratamente por, entre otras cosas, el alto contenido dramático.

Los personajes nos importan, empatizamos con sus pérdidas/dolor y el terror de una cinta convencional pasa a un nivel emocional no muy visto en el género y que además (¡olé sus huevos!) nos hace reflexionar sobre el trauma infantil. Mucho más si tienes hijos, claro.

Pero tranquilos, los sustos hacen acto de presencia de la mejor forma posible: sin esperarlo y con ese puntito de malrollo que tan mal nos lo hace pasar y tanto nos gusta. Lástima que el irrisorio monstruo (eje principal de las pesadillas del pequeñajo) te saque de la película por su aspecto y calidad de maquillaje/CGI.

Baldómetro: No está mal 3/5

 ‘SAMSUNG SITGES COCOON’, la quinta sala del festival

Este año Samsung y el Festival de Sitges se han unido para ofrecer a los espectadores una nueva sala en la que se puede disfrutar de impactantes y terroríficas experiencias inmersivas gracias a los contenidos audiovisuales de Samsung Gear VR. La realidad virtual ha venido para quedarse, y lo que está claro es que llama a la gente.

En un espacio ubicado a las afueras del Auditori, la gente puede elegir (según horarios) entre ocho cortometrajes que van desde una casa encantada y una jaula llena de zombis a viajar por el espacio. También hay un corto especial de 13 minutos de duración (el más largo) que expande el universo de la serie de televisión Mr. Robot.

Pero el más solicitado es ‘Catatonic’, un desquiciado corto estadounidense de 5 minutos que recrea una visita en silla por un manicomio. Es una experiencia ideal para vivir en las sillas giratorias que dispone el espacio y con los auriculares a todo trapo. Además, los más valientes pueden sentarse en dos sillas de ruedas exteriores que con un pequeño motor que provocan vibraciones mientras te acompañan sendas azafatas caracterizadas de enfermeras.

No sé si las habréis probado en algún Fnac o Media Markt, pero las gafas Gear VR junto a un Galaxy S7 son una experiencia totalmente inmersiva. Es como estar ahí, pero también se ve como el culo. Es como pegarte la cara a los viejos televisores y ver tan mal las cosas que te acaba entrando dolor de cabeza. Y eso que te puedes poner las gafas…

[SITGES 2016] Día 2: Vecinos rarunos, invasión navideña, monstruos de hospital y tren zombi.

Ahora sí. Segundo día de festival, primero en la cuenta de Baldoví. Un día intenso donde tras recoger la acreditación en la glamurosa sala de prensa, me he zampado un total de cuatro películas. Hace años parecían pocas, ahora son muchas. A saber: ‘The Neighbor’, ‘Safe Neighborhood’, ‘The Void’, de la que ya me habían hablado y ‘Train to Busan’, con la que TODO el mundo flipó ayer. Y sí, es para flipar.

Cada año más guapo. xD

Cada año más guapo. xD

Como era esperar, lo del 50 aniversario de Star Trek está muy presente en el día del festival. En la entrada principal del Auditori, donde la alfombra roja, han colocado una mano gigante haciendo el mítico saludo vulcaniano. Además, el Hotel Melià está a tope en referencias a la franquicia desde los ascensores hasta los lavabos. Son detalles que se agradecen.

La alfombra roja del Auditori con la mano gigante a lo Star Trek,

La alfombra roja del Auditori con la mano gigante a lo Star Trek,

 

Uno de los muchos lavabos trekkies.

Uno de los muchos lavabos trekkies.

Dan ganas de subir y bajar todo el rato.

Dan ganas de subir y bajar todo el rato.

Sitges Awards: 2) Salir de la sala sin ver el final de una película (‘Train to Busan’) para no perder el dichoso tren de la 1:30h. Y corriendo bajo la lluvia…

 ‘THE NEIGHBOR’, un vecino bastante malo

¿De qué va? En el tranquilo pueblo de Cutter, nadie mete las narices en los asuntos de los demás. Pero cuando la novia de John desaparece, éste empieza a investigar en casa de su vecino, encontrándola a ella y a un grupo de personas encerradas en el sótano. Pero aún más aterrador que este descubrimiento será tratar de escapar de allí.

¿Quién la hace y quién sale? Dirige Marcus Dunstan, guionista de las últimas películas de ‘Saw’ y director de ‘The Collector’ (2009) y su secuela ‘The Collection’ (2012). Vamos, que a Dunstan le encantan estos temas de gente encerrada. De protas tenemos a Josh Stewart y Alex Essoe.

Mini crítica: La cinta es lo justo lo que te esperas cuando te sientas a verla. Eso sí, por alguna extraña razón la narración es bastante torpe, así que a pesar de tener una historia más o menos entretenida, tarda en arrancar y se ceba demasiado en presentaciones y subtramas.

Hasta que no empieza lo bueno pasa perfectamente casi media película. Pero una vez que entramos en materia los giros absurdos, la moralidad difusa del malo y los tópicos del género (violencia incluida) se entrecruzan demasiado rápido. Se salva la dirección (me ha recordado a Rodrigo Cortés en ‘Buried’) y la banda sonora que consigue ponerte algo tenso.

Baldómetro:  Mala 2/5

 ‘SAFE NEIGHBORHOOD’, el asalto navideño que no esperas

¿De qué va? Una fría noche navideña, una niñera llamada Ashley deberá defender la casa y el niño a cuyo cargo ha sido dejada del ataque de unos extraños que pretenden penetrar en el interior.

¿Quién la hace y quién sale? Olivia DeJonge y Levi Miller protagonizan este thriller con toques de comedia en la que también encontramos a Virginia MadsenPatrick Warburton o Dacre Montgomery. Dirige Chris Peckover, cuyo primer trabajo, ‘Undocumented’ (2010), no se ha visto aquí.

Mini crítica: ¿Un ‘home invasion’ que mezcla ‘Scream’ y ‘Sólo en casa’? Eso era lo que nos vendían de la película, pero la verdad es mucho más allá. Su visionado entretiene, sorprende y tiene un giro TAN sorprendente (a saber como harán su tráiler sin contarlo) que lo mejor que podéis hacer es dejar de leer críticas e ir a verla sabiendo lo menos posible.

[ATENCIÓN SPOILERS]

Aún así, si estáis leyendo esto es que queréis saber de que va realmente, así que os lo voy a decir en muy pocas palabras: es una ‘Funny Games’ (1997) con niños psicópatas de 10 años. Así es; no te lo esperas y algo que podría no funcionar (habrá gente que NO trague), lo hace a la perfección generando un espectáculo de humor negro, mala baba y sangre digno de ser visto en Sitges.

Mención especial al pequeñajo Levi Miller, que consigue despertar en ti mala leche y mal rollo a partes iguales. Por cierto, sólo lo llevo un día pero ya me mojo: con esta cinta huelo a Premio del Público, señores. A la salida todos eran 4 y 5 en la mini urna de votación.

Baldómetro: Muy buena 5/5

 ‘THE VOID’, el

¿De qué va? Un policía traslada a un hombre herido a un pequeño hospital, y la violencia no tarda en desatarse. Los pocos médicos y pacientes que hay se ven rodeados por unos encapuchados y amenazados por una extraña criatura que crece dentro del hospital.

¿Quién la hace y quién sale? Dos directores curtidos en Hollywood: Jeremy Gillespie y Steven Kostanski. El primero tiene una larga trayectoria como diseñador visual y compositor; y el segundo se ha hecho un nombre haciendo efectos especiales de maquillaje. Ellen WongKathleen MunroeAaron Poole y Kenneth Welsh aparecen en pantalla.

Mini crítica: Los directores de ‘The Void’ decían a la hora de presentarla “No sabemos como definirla”, pero por desgracia es bien fácil: como la construcción de unos ‘castellers’. Empieza muy bien, continua de puta madre pero su tercer acto es un despropósito.

Me explico. Toda ella es un buen cóctel del horror de los años 80 y bebe tanto de John Carpenter como de Lucio Fulci, no sólo a la hora de sus FXs artesanales sino por su atmósfera y su tensión narrativa. En serio, tanto los brutales primeros minutos hasta más o menos la mitad, no puedes dejar de ver lo que pasa. Y eso, que en el fondo, lo hemos visto mil veces.

El problema llega en ese tercer acto al que se le va la olla. Lo normal es que ‘todo lo que ocurre’ en la película se tenga que explicar, pero cuando recurres a lo sobrenatural, lo onírico y lo surrealista, en seguida desconectas. Esa buena mezcla de sectas y monstruos malrolleros se derrumba como esos ‘castellers’ que no pueden hacer ni que la ‘enxaneta’ llegue a la cima.

Baldómetro:  Regular 2,5/5

Los directores Jeremy Gillespie y Steven Kostanski.

Los directores Jeremy Gillespie y Steven Kostanski.

 ‘TRAIN TO BUSAN’, el tren zombi que no descarrila

¿De qué va? Un padre y su hija suben a un tren de alta velocidad para recorrer Corea del Sur el mismo día que un brote viral misterioso pone al país en estado de emergencia. En el momento de su partida, una chica infectada sube a bordo desatando el caos, así que los pasajeros tendrán que luchar por sus vidas durante ese largo viaje.

¿Quién la hace y quién sale? El director de la animada ‘The Fake’ (2013), Sang-ho Yeon, se estrena en la acción real con esta cinta de apocalipsis zombie que este verano logró batir todos los récords de taquilla en Corea del Sur convirtiéndose en todo un fenómeno. Yoo Gong y Soo-an Kim son padre e hija respectivamente.

Mini crítica: Creo que esta película acabará en el TOP3 de todo el mundo. Le tenía muchas ganas y no ha defraudo. No es tan redonda como pensaba, pero ‘Train to Busan‘ tiene un ritmo, tensión y acción tan bien llevadas que sus dos horas de duración pasan volando y te mantienen pegado a la butaca.

Es verdad que en el tema zombie no aporta nada nuevo, ya que ese tipo de runners ya los vimos en ‘Guerra Mundial Z’ (2013), pero por la efectiva dirección de Yeon, las transformaciones, la velocidad y la agresividad de éstos son mas peligrosos que nunca. Palpas lo mal que lo pasan los personajes y lo mucho que tienen en juego.

Algo que mas abunda es la critica social y el mensaje queda claro: la falta de solidaridad y el egoísmo como prioridad hacen que a veces las personas sean peores que los propios zombis. El drama sentimentaloide también está presente, pero así como en el final queda de fábula (casi lloro y tó) en los momentos pausados del filme se repite y quedan demasiado alargados.

Baldómetro: Buena 4/5

no pudo estar presente pero tuvo el detalle de mandar un video saludando.

Yeon no pudo estar presente pero tuvo el detalle de mandar un video saludando.

[SITGES 2016] Día 1: FAILDAY y el lado oscuro de las competiciones de cosquillas.

La primera en la frente. Por una serie de catastróficas desdichas que aquí no vienen al caso, me he tenido que perder el primer día del festival. Dudaba entre ver ‘Inside’ o ‘Colossal’, pero es que al final ni una ni la otra. Luego resultó que la primera fue la peor de la jornada de ayer (sí, la mismísima película de inauguración) y la otra que bueno… es más Vigalondo que nunca.

Igualmente, para paliar el dolor de estar en casa, me puse a ver ‘Tickled’, el extraño documental sobre el lado oscuro de las competiciones de cosquillas. Sorprendente es poco.

Sitges Awards: 1) Es la única vez que ni huelo el festival el primer día.

 ‘TICKLED’, cosquillas con un lado muy oscuro

¿De qué va? Rebuscando por internet, el periodista David Farrier encuentra el vídeo de una extraña competición de cosquillas. Cuando trata de contactar con la compañía responsable, tan solo encuentra una amenaza y una burla sobre su orientación sexual. El rechazo incentiva el olfato del periodista que, a medida que investiga, descubre que estas cosquillas no hacen ni pizca de gracia.

¿Quién la hace y quién sale? Farrier ha trabajado en la televisión neozelandesa, cubriendo, entre otras, noticias estrafalarias (como la de El Vagabundo Apocalipsis, la Mujer de los Burros o frikis fans de cosplay), la que dio origen a esta primera película tanto de él como de Dylan Reeve, el otro director.

Mini crítica: Cuando te ves un documental sobre un campeonato de cosquillas, uno va con precaución. No sabes con qué friquez te vas a encontrar y es un tema extraño para un festival como Sitges, pero cuando lo ves te das cuenta de lo perturbador, oscuro y malicio que puede llegar a ser.

Bajo algo tan inocente como el hacer cosquillas, y todo su fetiche de gente, nos encontramos con una trama perturbadora que mezcla usurpaciones de identidad, amenazas, abuso de poder, abogados de las más grandes empresas, la eterna industria pornográfica y, por encima de todo, los peligros de Internet.

No gozará del revuelo mediático de la serie de Netflix ‘Making a Murderer’ ni te deja tan impotente como ‘El impostor’ (2012), sobre el francés Frédéric Bourdi, pero lo que uno descubre tras este documental tan fascinante como bien hilvanado (tanto que no puedes dejar de verlo) es que el ser humano (una vez más) es capaz de las mayores maldades.

Baldómetro:  Buena 4/5

[SITGES 2016] Día 0: Preparación del festival e información variada para el día a día.

En 24 horas da pistoletazo de salida a mi sexto año consecutivo cubriendo como prensa el Festival de Sitges. Pero este año lo afronto un poco desganado, tengo que reconocerlo. Entre el no poder quedarme ningún día por el cole de mi hija Alexandra (ha empezado P3 este año) y los madrugones que me chupan la energía, he llegado a preparar a medio gas esta edición.

Aún así tengo mis horarios hechos y hay unas GANAS LOCAS de ver ciertas películas. Bueno, concretamente una: ‘Hardcore Henry’, la locura rusa rodada en primera persona que tiene que ser un espectáculo en el Auditori. De hecho, ha sido la única sesión por la que he pagado una entrada para asegurar su visionado. Sólo faltaba que me quedara sin invitación…

Por lo demás, este año tengo apuntadas una veintena de películas: ‘Colossal’, ‘The Void’, ‘Train to Busan’, ‘The Girl with All The Gifts’, ‘Sam Was Here’, ‘Tower’, ‘Blair Witch’, ‘Desierto’, ’31’, ‘Grave’, ‘Swiss Army Man’… y la lista sigue. No prometo cumplirlo a raja tabla, el cansancio del madrugón al cole no es moco de pavo, pero como siempre lo intentaré. Eso sí, el último finde me lo salto.

Como cada año podréis seguir en Twitter las crónicas diarias con la cuenta oficial de la web, @BaldoviNet, o el día a día de mis cafradas en los ratos muertos, en las colas o simplemente pululando por donde sea del festival en mi cuenta privada, @Alexbaldovi. Este año como novedad, he hecho cinco modelos distintos de la chapa de la web.

Si me veis por Sitges y me paráis, chapa de regalo. ¡Ole, ole!

ESTRENOS Enero, 2019

Sort Options

4jan0:05Viernes 4 de Enero

11jan0:05Viernes 11 de Enero

18jan0:05Viernes 18 de Enero

25jan0:05Viernes 25 de Enero

SITGES 2018

Archivos