Seleccionar página

Lee Jung-jae, protagonista de El juego del calamar, dirige una frenética y violenta cinta de espías ambientado en la Corea del Sur de los años 80.